Ariel Virgiglio: “En CartaSur la calidad de atención del cliente es lo más importante”

Ariel Virgiglio: “En CartaSur la calidad de atención del cliente es lo más importante”

Por Lirbeth Torres - CartaSur Cards, es una empresa financiera con más de 30 años de antigüedad enfocada en los créditos personales. La misma, está orientada a comprender y solucionar las necesidades del público consumidor que actualmente no se encuentra bancarizado, facilitando a su vez nuevas alternativas de financiación como posibles soluciones.

Ariel Virgiglio, quien cuenta con una importante experiencia en el sector financiero, es el actual responsable de cobranzas en la empresa. En esta nota, nos cuenta cómo se preparan ante la coyuntura actual que atraviesa el país, así como sus retos y proyecciones dentro de la institución financiera que creció exponencialmente en los últimos años.

¿A qué segmento se dirige  CartaSur?

Ariel Virgiglio: CartaSur apunta al segmento C2/C3 y D  jubilados, pensionados, trabajadores en relación de dependencia y sector público en general. Esto debido a que la política es mucho más flexible de lo que puede ofrecer una entidad bancaria.

¿Cómo está organizada la gestión de cobros?

Ariel Virgiglio: CartaSur tiene un call center propio, ahí trabajan alrededor de unos 50 operadores brindando asesoría telefónica. El mismo se segmentó en llamadas entrantes y salientes, y a la vez, se le dio un valor agregado con la implementación gestiones mediante mails, redes sociales y mensajes de textos, que durante el mes de agosto concluyó con muy buenos resultados y también implementaremos WhatsApp, sin embargo, aún está a prueba.

Pero debido a la cantidad de jubilados, la mejor forma de contactarse, por ahora, es por medio del teléfono. Por ello, tratamos de incorporar y perfeccionar el call center, ya que tenemos el lugar físico y a los operadores, todo con el objetivo de hacer la mayor cantidad de cartera con recursos propios y tratar de tercerizar lo menos posible por un tema de costos.

¿En este contexto de país qué observa sobre la evolución de la mora y el recupero en CartaSur?

Ariel Virgiglio: Pese a la coyuntura de lo que está pasando en el país, en el recupero estamos obteniendo buenos resultados, comencé en la empresa en Abril y más allá de que en julio fue el mes del aguinaldo, en agosto mantuvimos el recupero, aunque sabemos que septiembre será un mes más complicado.

¿Cómo evalúa el comportamiento de pagos actualmente?

Ariel Virgiglio: En toda crisis hay oportunidades, preveíamos que esto iba a llegar a ocurrir, por ello, fortalecimos todo lo que es la parte de la gestión de cobranzas. Tratamos de sumar perfeccionamiento en los cobradores y analizamos la manera de utilizar los recursos comerciales, como la habilitación de sucursales para que nos ayude en la gestión de cobranzas.

¿Qué toman en cuenta a la hora de financiar?

Ariel Virgiglio: Para el financiamiento juega mucho el tema del dólar, la inflación y los sueldos que son variables que marcan. Actualmente el poder adquisitivo, cada vez es menor y las deudas son cuotas fijas pero los gastos que tiene cada cliente no lo son y cuando tienes esa serie de gastos toda persona prioriza qué va abonar.  De nosotros está que le den prioridad a nuestra entidad que a otras entidades para que seamos el primero en poder lograr el pago de clientes.

¿Qué beneficios ofrecen a los clientes durante la gestión de cobros?

Ariel Virgiglio: Nosotros vemos al cliente como un cliente más allá de la mora que tenga en los pagos. Tratamos se sacar planes con quita, refinanciamientos y planes renovadores para tratar de no perder el volumen de los consumidores. CartaSur le da mucha importancia a los que es la calidad y atención más allá del estado de demora que tengan en los pagos.

¿Qué cambios has notado en la experiencia de cobranzas bancaria  tradicional y con CartaSur?

Ariel Virgiglio: Vengo de entidades más estructuradas y con políticas mucho más rígidas, fue un cambio grande donde me tuve que adaptar también, pero es un negocio global y CartaSur tiene un perfil netamente comercial que cree en la cartera de sus clientes y trata de mantenerlos, porque precisamente es el corazón de la empresa tanto los potenciales que ya los tiene y los que puede conseguir a futuro.