Día del Padre: El legado de los padres

Día del Padre: El legado de los padres

Por Elsa Basile - El 16 de junio se celebró el Día del Padre, en Argentina y en otros países de la región.  Aprovechamos la fecha para conversar con tres empresarios argentinos y preguntarles acerca de su mirada sobre la paternidad, qué consideran como “el legado” y la continuidad de sus empresas a través de sus hijos.

BML, Fernando Muttini, director, sobre la paternidad: “No es lo que decís, sino lo que hacés”

Fernando Muttini, además de ser director de BML, es el orgulloso papá de 5 hijos.   Nos los presenta según el orden en el que aparecen en la fotografía, “no fue fácil reunirlos a todos”, reconoce Fernando.

Comienza por la izquierda, donde está Nicolás, el primogénito de 32 años, vive en Barcelona y es ingeniero en caminos (es una mezcla entre industrial y civil explica el papá). “Se fue a hacer una pasantía cuando estaba terminando la universidad y se quedó allá”, cuenta Fernando. “Se fue hace diez años”, ¿cómo lo llevás? “Bien, voy seguido, pero mi concepción de la paternidad es: ellos son de ellos. Me acuerdo de que cuando se fue [a través de un intercambio en la UBA], le regalé un pasaje que decía “vale por un viaje de ida a Barcelona” y no volvió más”, recuerda Fernando, fue premonitorio, “sí, algo así”. “Ya está establecido, trabaja en una importantísima compañía área. Está casado y con tres hijos: Guccio, Inés y Mateo”.

Le sigue Fede, con 28 años. “Es el más libre, es hiperkinetico, tiene amigos por todas partes” cuenta su papá admirado. Trabajó en BML cinco años, aprendió manejo de base de datos que le sirvió mucho. “Es otro estratégico”. Se recibió de licenciado en administración y desde chiquito le gustaban los autos, él ponía el auto en marcha. “Trabaja en General Motors, logró su pasión desde chico”.

Franca, la dama del clan Muttini, de 19 años, está estudiando ingeniería industrial en el ITBA. “Mi hija favorita [se ríe Fernando}, tiene una personalidad, tremenda mujer, un carácter, tiene mucho humor”, dice orgulloso. “Es un fenómeno, hace lo que se le da la gana, muy directa, sin vueltas”. “Me dijo: papá los jueves nos inscribí para tomar clases de tenis juntos”, esa es Franca.

A su lado está Salvador, que con 21 años ya está finalizando la carrera de abogacía y es ayudante de cátedra. “Es uno de los mejores promedios”, agrega el papá. “Apasionado de lo que hace, un tipo super comprometido, está en todos los detalles”. 

Felipe, “10 añitos, está en 5to grado”, “son todos muy hermanos entre sí tienen sus grupos, sus encuentros, interactúan libremente, van vienen hacen cosas”, cuenta Fernando un orgullo que no puede disimular.

¿Lo que más disfrutas de hacer con ellos?Los admiro un montón, los respeto y la idea es que tengan oportunidades: de ser buenas personas, de hacer las cosas que les gustan, tener amigos, estar juntos.  Después es muy distinta la dinámica de “primera o segunda cosecha cuando se juntan, que con Felipe solo”. Son distintos a mí me gusta mucho también el uno a uno, charlar o juntarme a con cada uno”

Me cuesta entender ese tipo de paternidad totémica, en la que los padres quieren que los hijos vayan y los adoren. Para mí, ellos son de ellos, con su propia vida, somos todos muy independientes, estamos cuando queremos.  No me gusta la alegría forzada, y tampoco me parece una forma de ejercer la paternidad el estilo vertical.  Hay mucha confianza, respeto, libertad y dar oportunidades. Ahí si me pongo el sombrero de proveedor, la mejor herencia que pueden tener es esta, el legado es ese. Además, todos tienen madres súper inteligentes, aguerridas. No es lo que decís, sino lo que hacés”, concluye Fernando.


C Y T Comunicaciones, Jorge Garabina, director: “El legado sin duda son los valores, es una mirada sobre la vida, es lo que nos conecta”

Jorge es padre de dos hijos. “Dos varones, Juan de 26 años, músico. Está estudiando en el Conservatorio Juan Manuel de Falla, trabaja en su profesión y Fede de 21 años”, cuenta Jorge. “A Fede, le gusta dibujar, desde chiquito, salen a la madre que es música y no a mí que soy ingeniero [se ríe]”. Federico está trabajando en un estudio de animación.

“Disfruto mucho los lugares de encuentro con ellos, nunca tuvimos televisión en la mesa, aunque ahora están los celulares”, reconoce Jorge, pero la comida es un lugar de encuentro.

También cada tanto nos juntamos a almorzar y a charlar, siempre cuidando la relación padre-hijo, se habla muchísimo, realmente disfruto el tiempo que comparto con ellos”, cuenta el director de C Y T Comunicaciones.

Con respecto a la educación, dice que guarda mucho respeto de las libertades individuales. ¿El legado?, “Sin duda son los valores, es una mirada sobre la vida, es lo que nos conecta, lo que nos une”, reflexiona Jorge.


Exactor BPO, Sergio Flecha, director: “Mi deseo es que hagan lo que les dé felicidad, siempre que para lograrlo respeten a los demás”.

Sergio es el papá de Iván Lautaro de 20 años y de Bautista Damián de 14. “Lo que más disfruto de ser padre es compartir los momentos de felicidad de mis hijos. Me llena plenamente y también poder ayudarlos a cumplir sus metas”, cuenta Sergio.

Con respecto a la paternidad actual, versus la del pasado opina Uffff, totalmente distinta. Mi generación se crio con un modelo, parecido al menos, al que nuestros abuelos aplicaron a nuestros padres. En cambio, criar a nuestros hijos es totalmente distinto porque ellos nacieron en una generación muy distinta. Es decir que como padres nos tocó aprender todo nuevo y pocas de las cosas que nos inculcaron pudimos aplicar. Por supuesto que los principios y códigos de conducta de vida sin dudas atraviesan cualquier cambio generacional y se transmite siempre a nuestros hijos”, explica.

Sobre si le gustaría que sus hijos continúen con la empresa responde:No particularmente. Aunque no soy para nada pesimista, este es un país muy difícil para desarrollar y mantener una empresa. De todas formas, si alguno de ellos me dice que quiere hacerlo, por supuesto que me va a enorgullecer y tendrá todo mi apoyo”

¿Un deseo para tus hijos?Mi deseo para ellos es mi consejo de siempre. Que hagan lo que les dé felicidad, siempre que para lograrlo respeten a los demás”.