Argentina: Leve descenso de tasas y rebote de préstamos comerciales

Argentina: Leve descenso de tasas y rebote de préstamos comerciales

Junio: Los préstamos comerciales se incrementaron 3,4%, la suba más alta de los últimos 12 meses

INFORME FIRST CAPITAL GROUP - Durante junio, los préstamos comerciales se incrementaron un 3,4% en relación al mes anterior, registrando una incipiente recuperación de la mano del leve descenso de tasas. Sin embargo, en términos interanuales la reducción es del 15,7%, presentando la caída más profunda entre todas las líneas de crédito analizadas. “Este fenómeno evidencia el impacto contractivo en los préstamos a las empresas, que resulta del encarecimiento del crédito como consecuencia de la política monetaria rígida para tratar de controlar la suba de precios. Sin embargo, en el trimestre los préstamos comerciales crecieron 1,4%. Y durante el último mes, presentó el incremento en términos absolutos más alto de los últimos 12 meses”, aseguró Guillermo Barbero, socio de FIRST CAPITAL GROUP.

En junio el saldo total de préstamos en pesos al sector privado alcanzó un nivel de $1.563.010 millones, representando un alza en los últimos 365 días de $7.136 millones, equivalente a un incremento del 0,5% anual, y marcando un alza respecto al mes anterior de un 0,8%.

“En el trimestre, el total de préstamos en pesos creció 0,6%. Sin embargo, el total de préstamos continúa creciendo por debajo de la inflación, lo que implica un retroceso en términos reales”,Los préstamos comerciales han experimentado una suba con relación al saldo que se observó el mes pasado: la misma ha sido del 3,4%, ubicándola con un stock de cartera de $ 372.982, registrando una incipiente recuperación de la mano del leve descenso de tasas. En términos interanuales representa una reducción del 15,7%, presentando la caída más profunda entre todas las líneas de crédito analizadas.

“Este fenómeno evidencia el impacto contractivo en los préstamos a las empresas, que resulta del encarecimiento del crédito como consecuencia de la política monetaria rígida para tratar de controlar la suba de precios. Sin embargo, en el trimestre los préstamos comerciales crecieron 1,4%. Y durante el último mes, presentó el incremento en términos absolutos más alto de los últimos 12 meses” ,aseguró Guillermo Barbero, socio de FIRST CAPITAL GROUP.

Los préstamos personales disminuyeron respecto al mes anterior, arrojando una caída del 0,7%. El saldo bajó a $419.019 millones para el total acumulado, presentando un crecimiento interanual del 2,6%, contra los $408.388 millones al cierre del mismo mes del año anterior.

“La variación mensual de la línea presentó la tercera caída consecutiva, registrando un descenso del 1,4% en el trimestre. La oferta de préstamos sigue retraída ante el riesgo que presentan los asalariados empleados en algunos sectores de la economía, mientras que la demanda no requiere nuevos financiamientos ante las posibles dificultades para afrontar los pagos de las cuotas”, afirmó Barbero.

Las operaciones realizadas con tarjetas de crédito registraron un saldo de $401.514 millones, lo que significa un aumento del 1,4% respecto al cierre del mes pasado. El crecimiento interanual llegó al 19,2%, si bien es la línea que más ha crecido en términos nominales este mes, este incremento no alcanza a compensar la caída del poder adquisitivo de la moneda nacional (que supera el 50% anual) y pone en evidencia los esfuerzos que realiza la clientela para disminuir sus gastos. “En el trimestre, el saldo de tarjetas de crédito creció 3,2%. Sin duda uno de los principales motores del crecimiento de los saldos en los últimos meses obedece a la nueva implementación del programa “Ahora 12” y sus similares, esperamos ver nuevos crecimientos en esta operatoria de aquí en adelante”, continuó.

En cuanto a los créditos hipotecarios, incluidos los ajustables por inflación/UVA, durante junio marcó una leve disminución, representando una baja del 0,1%, acumulando un saldo total al cierre de $212.347 millones. El crecimiento interanual ha sido del 8,7%, siendo la segunda línea con mayor crecimiento interanual detrás de tarjetas de crédito.

“El crecimiento trimestral fue de apenas 0,2%. En la medida que no disminuya el índice de precios, no tendremos nuevos demandantes de créditos ajustables. También será muy importante cómo impacta en la economía familiar el incremento de las cuotas de los créditos vigentes: la experiencia de los actuales deudores será muy tenida en cuenta por los potenciales demandantes de estos créditos en el futuro”, explicó Barbero.

Los créditos prendarios finalizaron con un saldo de la cartera de $ 86.417 millones, evidenciando un retroceso del 14% versus la cartera a fines de junio de 2018 de $100.447 millones. En cuanto a las variaciones mensuales, la caída alcanza al 2,2%, continuando con la tendencia bajista desde abril. “La limitada demanda de bienes susceptibles de créditos prendarios, fundamentalmente rodados de uso particular, condena a esta línea a un constante retroceso a raíz de las cancelaciones de operaciones efectuadas durante años anteriores en los cuales se registraron grandes ventas. Los créditos prendarios registraron la mayor caída trimestral entre los distintos rubros, descendiendo 5,2%. Las rebajas de precios de los rodados y la eliminación de gastos e impuestos que se ofrecieron durante el mes de junio no alcanzaron para cambiar la tendencia pues se orientaron fundamentalmente a operaciones de contado” ,aseguró Barbero.

En cuanto a los préstamos en dólares, respecto del mes pasado ha tenido un leve crecimiento del 0,4%, pero presentando una baja interanual del 2,1%. El 82,70% del total de la deuda en moneda extranjera sigue siendo la línea de comerciales, la financiación en dólares sigue sujeta a empresas que puedan originar ingresos en divisas y demuestra el poco dinamismo que tiene el sector exportador: el incremento del tipo de cambio no dispara el financiamiento de nuevas operaciones.

La línea de hipotecarios, sigue presentando un crecimiento interanual significativo, ubicándose en un 26,7%, de todas formas, es una línea que solo representa el 2,30 % de la deuda total en dólares. Las tarjetas de crédito tuvieron una suba en relación al mes anterior del 2,4%. Sin embargo, a nivel interanual su caída es del 23,5%, de la mano de un menor gasto en turismo en el exterior como consecuencia de la depreciación del peso.

* Datos informados por el Banco Central respecto al stock al 28-06-2019.